CVRADIO ON-LINE

Pegando la Hebra (28/03/19)

Hoy en ‘Pegando la Hebra’

El programa de hoy orbitó entre galaxias y universos de cultura, en los albores de una primavera de incertezas. Lo dedicamos al “universo Eduardo Bort”, que recibió un homenaje galáctico, muy merecido. En el recuerdo,  la “estrella Miguel Hernández”, en el 77º aniversario de su muerte: “Cantando espero a la muerte, que hay ruiseñores que cantan encima de los fusiles y en medio de las batallas” y a la “constelación Alejandra Torres”.

Juan Mi Aguilera, a propósito, nos trajo en su espacio MICRO MEGAS, el misterio de la materia negra. Nos contó que solo vemos una parte ínfima de la materia. Núcleos masivos, galaxias que giran enteras como el vaso de un alfarero, y los científicos no tienen explicación para saber por qué giran a la misma velocidad. Juan Mi concluye que no cree demasiado en el concepto. Quizá como el éter de Julio Verne.

Para hablar del universo Bort, tuvimos la fortuna de contar con tres amigos, organizadores y cómplices de Eduardo. Miguel Ángel Pastor, una leyenda del periodismo valenciano, jefe de prensa, entre otros de Julio Iglesias,  destacó la grandiosa puesta en escena del espectáculo musical. Y la anécdota con Eduardo Bort, que tenía miedo de que la gente no acudiera al homenaje. Me decía, —¿Quién se va a acordar de mí?  —Por eso, cuando el Principal se puso pie, quedo aturdido.

Un público que llenó el Principal y que le dedicó un tsunami de aplausos y cariño. Ricardo Bellveser,  poeta y académico, nos contó que “el  teatro lleno se quedó vacío cuando salió Eduardo Bort, con su camisa pampera. Inolvidable el solo de flauta travesera de Jorge Pardo. Y  El descubrimiento de María Iturralde”.

Fluye la tertulia y en eso que aparece el mismísimo Eduardo Bort, por sorpresa, con una camisa de Francis Montesinos, fondo negro y grafitis de tiza en blanco, pletórico tras su éxito. Eduardo nos desgrana anécdotas y se arrepiente en directo de haber dado oportunidades a músicos mediocres. Y en eso que Julio Martí, promotor musical único, otro de los colaboradores necesarios, artífice de los conciertos en Valencia Stan Getz, Tony Bennet o Tina Turner, detona la tertulia con su opinión sobre los programas de talent, —Esto se ha convertido en un karaoke televisivo, esto no es música, y no entiendo a artistas consagrados halagando a jóvenes que empiezan. 

El maestro y amigo, Miguel Ángel Pastor, concluyó  —Vimos la música de calidad y de vanguardia, que sigue siendo de vanguardia hoy. Eduardo Bort ya es eterno. Quizá siempre lo fue. Porque El universo Bort no tiene materia obscura, solo tiene verdad y amigos, muchos amigos, que estuvieron el viernes en el Principal para ser cómplices de su nuevo bing bang de vida. Eduardo, entre los agradecimientos, invocó a su oncólogo y le dijo —Carlos, gracias por envenenarme.

Nuestro planeta hebrero no tiene sentido sin la música en directo, y el éter del estudio se llenó con la sonrisa y el arco de la gran violinista Alejandra Torres. Ganadora de dos Global Music Awards, por su último disco «Renacer», nombrada entre las diez personas más influyentes de Colombia, Alejandra rezuma humildad y felicidad. Lleva una chaqueta color coral que brilla como escenografía perfecta para su carisma y sensibilidad. —Mi hermano es para mí el ser más especial, nacimos en un hogar lleno de música, arte y amor. Viene con su hermano, cómplice de sus orígenes en su Colombia natal, yo de pequeña practicaba doce horas seguidas, me dolía todo, pero yo era feliz.  Su violín nos tele transporta a la constelación Alejandra: El virtuosismo al servicio de una belleza inclasificable. Suenan de su arco, siglos de música, historias, leyendas, darboukas, lluvias y unas cuatro estaciones,  que desembocan en una maravillosa reinterpretación de «El verano» de Vivaldi.  Alejandra se convierte en nuestra ciclogénesis explosiva. Termina con un tema dedicado a su madre “y a todas las mujeres y mamás”. El lamento y el gozo de su violín, -de su voluta, de su arco y de su voz-, nos arrebata el alma y nos entrega a la nostalgia por sus ausencias. Las lágrimas que no derramamos por ellas, aparecen hoy con Alejandra. Mamá, el amor eres.

La doctora Amparo Navea nos visita con su particular humor y ávida curiosidad. La Santa Lucía particular de nuestra directora María Vicenta Porcar. Viajera más que turista, Amparo nos acompañó en este programa agujero negro que nos atrapó entre emociones.  Ángeles Pavía nos presentó el Festival «Torrent Histórica». Me hace muy feliz que el Ayuntamiento de mi ciudad haya tomado esta iniciativa, no solo por los nombres que darán luz a esta edición, el Planeta Santiago Posteguillo, Kate Mosse, traducida a 36 lenguas en 40 países, el maestro Gisbert Haefs y mis admirados Antonio Penadés, Sebastián Roa o Raúl Borras, entre otros, sino porque acerca la literatura a las aulas en varios actos en institutos y en recreaciones para niños.

Y así concluyó este encuentro hebrero en el espacio. Los mundos que no chocan, sino que se enriquecen. El universo Bort, eterno Bort;  la estrella Miguel Hernández;  y la constelación Alejandra, un violín de ternura y ojos de almendra que nos robó el corazón.

​Escucha todos los programas de ‘Pegando la Hebra’:

COMPÁRTENOS EN:
NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.