https://www.cvradio.es/wp-content/uploads/2017/03/vicente-quintana-web.png

EN DIRECTO 10:00 – 13:00

Puertas Abiertas

CVRADIO ON-LINE

Pegando la Hebra (20/09/18)

Hoy en ‘Pegando la Hebra’

Languidece el verano y el otoño ya está impaciente por volver. Volvió Santiago Posteguillo como emperador de la novela histórica, para convertir nuestro estudio en un circo romano. A este egregio anfiteatro, volvieron Hebe Passero, nuestra Talía argentina y Ernesto Urra, con su cítara, para homenajear a los Luthiers y hacernos esclavos de su humor. Volvió Asís G. Ayerbe, para hablar de Trajano Posteguillo, a quien inmortalizó con toga y corona de laurel. Volvió Luisa Gavasa para darle una sorpresa desde Colombia.  Y volvió Vicente Marco, ilustre colaborador y patricio de las letras, junto a Alicia Gracia, vestal enviada de los dioses, para llenar nuestro imperio de radio teatro.

Nuestra loba Porcar, además de amamantar a Rómulo y Remo, fundó Pegando la Hebra y entró en el coliseo con la cuádriga de su micrófono y su agenda de la semana,  para dar paso al Pretor de la ciencia del programa, Juan Miguel AguiIera, que nos adentró en un debate eterno, como la leyenda de Gladiator. — ¿Qué es el tiempo?, no hay definición posible. Solo hay una que suscita consenso pero que defrauda: Es lo que pasa en los relojes. Me gustó la definición de los aztecas, para los que el tiempo era la hoguera en la que nos consumimos. Juan Mi nos sumerge en sus entropías y nos deja una metáfora: la simetría del tiempo, del pasado y del futuro. Como si el tiempo fuese un folio y al doblarlo por la mitad –el presente-, coincidieran.

En AMADA MÚSICA disfrutamos de unos de los lujos del programa: Ernesto Urra y Hebe Passero, guitarra, voz y talento, nos traen un tributo a quizá los cómicos más geniales de la Historia. Hebe recita «Los poemas de Mastropiero» con las dosis justas de elegancia y de humor. Así lo delatan sus gafas de pasta de colores y su carisma. Ernesto sonríe con las manos y trastea con la sonrisa, entonando los delirantes textos que nos llevan a la carcajada. «Perdónala», «El ocaso del atardecer crepuscular», o «El canto a la lluvia» del hechicero Oblongo. Ernesto y Hebe, geniales.

Recibir a Santiago Posteguillo, sin el gladius ni la daga, sin la coraza de centurión, y tenerlo aquí, en nuestro estudio, es un privilegio para nosotros, los libertos de María Vicenta, y el mejor regalo que les podemos hacer a ustedes. Detrás de apariencia de profesor despistado, imberbe, con gafas montadas al aire del Tíber, se esconde un tipo lleno pasión por la literatura. —La novela histórica y la ciencia ficción son dos caras de una misma moneda. Su pelo de Tintín en blanco y negro tiene todos los grises, tantos como actividades emprende. Defiende con vehemencia la importancia de las humanidades y denuncia la ceguera de los poderes públicos que parece que quieren formar clientes, en lugar de ciudadanos que piensen y tengan espíritu crítico. —Pero es que, además, el científico que investigue sobre células madre deberá estar formado en filosofía porque de lo contrario, ¿Con qué ética llevara a cabo su trabajo?

Quizá lo más admirable de Santiago, más allá de su talento es que, siendo de Planeta, de éxito internacional, con más de un millón de lectores, entrevistado por televisiones, radios y periódicos de todo el mundo, se despide de la familia hebrera con la humildad de ser uno más. —Espero volver pronto, gracias. ¡Ave, Santiago!, las legiones de Pegando la Hebra te saludan y veneran.

Y nos despedimos con Radio Teatro. El escritor Vicente Marco Aguilar nos trae su «Trasnochado club de los monógamos», con una deliciosa Lucy, la actriz Alicia Gracia; Alicia es actriz y profesora de teatro y nos deja su impronta. La obra, como siempre, en clave de parodia;  en el alambre de Ionesco;  y con la vis cómica del socarrón que se esconde dentro del niño travieso que es Vicente Marco. Un Bart Simpson que supura ironía porque en realidad él no finge cuando escribe, crea el delirio, desde su universo de paranoia, con un objetivo claro y muy loable: No tomarse en serio la tragedia de la vida. ¡Fuerza y honor, hebrer@s!

​Escucha todos los programas de ‘Pegando la Hebra’:

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE UN COMENTARIO

veinte + ocho =