https://www.cvradio.es/wp-content/uploads/2017/01/lloret-web.png

EN DIRECTO 20:00 – 21:00

Esports CV Migdia (Reposición)

CVRADIO ON-LINE

Pegando la Hebra (02/11/17)

Hoy en ‘Pegando la Hebra’

En el programa de esta noche los astros se alinearon orbitando en un ballet muy especial alrededor de Valencia: Valencia ciudad, Valencia cuna. Porque casi sin querer, hablamos con un ciudadano del mundo y valenciano de corazón,Javier Valenzuela. Hablamos del primer valenciano que triunfó en Hollywood, José Iturbi, y hablamos deSorolla.

Así empezó el programa, con la evocación de los niños en la playa y la luz pastel entrando en el Estudio, anunciando la representación en el Teatro Real del ballet “SOROLLA”, por parte del Ballet Nacional de España y hablando del autor de su partitura, Juan José Colomer, otro gran valenciano y enorme músico, en la estela de los grandes.

Asís nos trajo en su foto anécdota al escritor Jeff Kinney cuando lo inmortalizó en el Hotel Plaza. Un tipo que ha vendido 150 millones de libros al que capturó su objetivo, pero Valencia volvió a enhebrar el siguiente fresco del programa.

Un lujo más en el estudio hebrero. Porque nos visitóJavier Valenzuela, un periodista de raza con una trayectoria brutal, que aunque nació en Granada, vivió en Valencia, estudió en la Nau y trabajó en Diario de Valencia. Nos contó cómo entraron a la redacción los militares durante el golpe de estado. Javier luce unas gafas oscuras de novela negra “No, -se ríe-… son para mi fotofobia” y luce una calva brillante que esconde una mente aún más brillante. De la mítica Ajoblanco a recorrer el mundo como corresponsal de El País, y luego como Director de Comunicación internacional del Gobierno Zapatero. Redactor jefe del País y ​ damnificado de sus Ere’s, hoy vive feliz en Tánger, dirige Tinta Libre y escribe novelas como la que presentó el sábado en elFestival Sindokma, “Limones Negros”. “Hay situaciones de la corrupción en España que las pones en una novela ¡Y la gente no se lo cree!. Es triste pero la realidad de la corrupción no resulta verosímil”. Javier nos deja el poso de escritor comprometido, desesperanzado pero con la pulsión de que nadie más que él va a determinar cuándo rendirse, cuándo hincar la rodilla. A Javier, libérrimo, se le entiende todo: “Lo que llevamos del siglo XXI la cosa va fatal… estamos en una fase muy baja de la historia…los políticos de hoy son muy mediocres… dos años en Moncloa son suficientes… el fenómeno no es sólo español, Sarkozy, Berlusconi… ¡vaya tela! una tremenda decepción… la mayoría piensan en cómo asegurar su pensión”.

Pero Javier Valenzuela termina hablando de su entrevista con Nelson Mandela, con el Dalai Lama y la bolsita de semillas que le regaló, (“La verdad, no sé muy bien para qué sirve”) y anunciando su trilogía cítrica de Tánger, y poniéndoles un reto a nuestras hijas:  “Necesitamos que lideren una revolución ética y pacífica”. Javier es un chute en vena de verdad canalla asomada al abismo, de honestidad intelectual, de humildad y risa contagiosa. Gracias, Sucram Javier,

Ángeles Pavía nos trajo en sus QUERIDAS PALABRAS el aroma de la reivindicación en tres efemérides literarias de alcance. El día dedicado a esas mujeres escritoras que publicaron bajo pseudónimo masculino; el día de las bibliotecas y dos magníficas bibliotecarias, valencianas por cierto; y el día del corrector, “somos la única profesión que tiene un patrón que es un diablo, Titibilus” nos comentó con su sonrisa ancha.

Las MIRADAS de Celia Corrons nos pintaron un paisaje de luces entre sombras. El gran poeta, filoso y pensador, Antonio Cabrera que tras un absurdo accidente, sufrió una parálisis severa, y que ilumina con su mente lúcida el hospital de parapléjicos de Toledo, donde se recupera. “Todo lo que esperamos, recorre un laberinto hasta alcanzarnos” A.C.. Allí peregrinan sus amigos para anidar en la arboleda del hospital. María Vicenta Porcar, que no conocía el tema de Celia, buscó en su móvil un poema de Antonio que leyó sorteando las lágrimas: “En el dolor permítele a la luz … hacerte su promesa lentísima de dicha”,

De las lágrimas al Claro de Luna de Debussy y tener a otro valenciano, Rafa Marí, columnista, cinéfilo, ajedrecista, quizá mejor, renacentista, que nos glosó la figura del triunfador en Hollywood José Iturbi. Pianista, Director, actor ma non troppo, su madre rompió aguas en medio de la ópera Carmen, y José Iturbi es el valenciano quizá más universal por vivir aquel esplendor. Rafa nos hizo un recorrido por sus películas: “No era un gran actor pero era un tipo muy querido, coincidió con Mario Lanza, Xavier Cugat. Arrasaron”.

La luz de Sorolla, la música de Iturbi y la personalidad de Javier Valenzuela, así fue nuestro Pegando la Hebra de hoy. Seremos tarde, fuimos noche, seremos siempre cultura para ti, amiga, amigo hebrero, gracias por estar ahí.

J. Pascual Martínez (Al final de la escapada, Pegando la Hebra 02.11.2017)

Escucha todos los programas de ‘Pegando la Hebra’:

COMPÁRTENOS EN:
NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.