CVRADIO ON-LINE

Pegando la Hebra (08/03/18)

Hoy en ‘Pegando la Hebra’

Hoy es un día femenino y singular. Pegando la Hebra ha querido unirse a la celebración y a la lucha por la igualdad de la mujer. Amigos, Pegando la Hebra es un oasis no solo para vosotros, sino para Juan Mi y para mí, conscientes de la fortuna de trabajar en este matriarcado libre y poliamoroso que construye María Vicenta, junto a Celia, Ángeles, Marta, Marina. Ondas radiofónicas de cultura, pasión y ternura, desprovisto de clichés, paradigmas y machismos.

Mientras recorren las calles de Valencia miles de mujeres pidiendo algo tan justo como la consideración de seres humanos iguales a los hombres, aquí alzamos el puño por su causa y la cultura por sus reivindicaciones. Pedimos respeto a su cuerpo, a su pensamiento, a sus sueldos, al derecho de volver a casa sin mirar atrás, a divertirse en un pub sin que algún baboso las manosee, a vivir sin miedo a que las maltraten, a decidir con quién, cómo y cuándo. Las mujeres del libro citan a Emily Dickinson, “Ignoramos nuestra verdadera estatura hasta que nos ponemos en pie”.

En Pegando la Hebra de hoy, femenino singular, tenemos un delicioso plural de mujeres implicadas hasta las trancas en la rebelión del día a día contra esta injusticia que las subyuga.

Desde Canadá, tuvimos el privilegio de tener a Louise Dupré, poeta, dramaturga y novelista canadiense. Marina Lomar y Juan Mi nos ayudan a traducir la sensibilidad que nos trae la voz de Louise. «Una voz, una sola voz que llora, muy cerca, y nos vuelve a la memoria el desamparo del mundo, rechazado a lo largo del cuerpo como dedos desnudos, incapaces de tapar los ojos, de restregar la mejilla» dice la poeta en sus versos, canto y llanto de un mundo que alardea de su incapacidad de amar. La musicalidad del francés de Louise arranca las sonrisas felices de nuestra mesa, Marta, Marina, Celia y María Vicenta. Poemas de mujer, poemas universales de una referencia literaria mundial como Louise Dupré.

Contra el azul y contra el rosa, de alma y blusa, negra y piel muy blanca, tersa, casi transparente, sin maquillaje físico ni moral, nos visita un lujo de mujer: Rosa Ribas. Escritora de novela negra en la que sus personajes representan la lucha de la mujer en un mundo machista. «Las escritoras como yo es como si hubiésemos invadido el último reducto de la literatura de hombres y para hombres». Rosa tiene la voz tan queda que ahonda el silencio en el estudio. Somos doce personas y doce cabezas que asienten y suspiran por su discurso de tanta verdad que casi deviene en místico.

La Tertulia arranca con el orgullo de María Vicenta de volver a reunir a su equipo al completo. Presenta con delectación a Celia Corrons, Marta Querol, Marina Lomar, Ángeles Pavía, Rosa Ribas y con humor a Juan Mi Aguilera. Nosotros también tenemos nuestro lado femenino. Marta Querol abre el fuego declarándose capaz de luchar… contraria a la política de cuotas femeninas En realidad es una trampa para la mujer, porque la gente piensa ha llegado aquí por cuotas, no por su valía. Marta lleva una camiseta inequívoca: «Mujeres libres, pueblos que avanzan». Marina discrepa y Rosa subraya «Yo he creído siempre, como tú, que no quiero que me regalen nada, creo en la meritocracia, pero después de tantos años de docencia, las cuotas se hacen necesarias».

Abordamos la consideración que han hecho algunos medios y el propio gobierno al tildar la huelga de hoy de elitista. «Es de lo más perverso» —dice Marina, y Celia nos pone el ejemplo de Lola, de la librería Gaia, que sufrirá hoy el menoscabo de su negocio «Quiero destacar la solidaridad de mujeres como Lola. Esta lucha tiene que empezar en tu entorno, en tu familia».

Y para finalizar entrevistamos a Corina Preciado. María Vicenta le tiene preparada una sorpresa suena su tema favorito. Enrique Morente y Lagartija Nick, interpretan el vals de Cohen y la fusión con Lorca. Corina queda retratada con su tema favorito, la fusión de la subdirectora de la sección cultural del periódico más importante del país azteca que dejó todo por cambiar un entorno asfixiante para la mujer. «En Méjico, el acoso sexual es mucho peor que aquí. Es cuestión de todos los días». Esta mejicana valenciana de adopción es gestora cultural y responsable de prensa de conciertos como los de Sabina, Concha Buika, entre otros. Viste una blusa negra a lunares blancos y corbatín de satén. De trenzas étnicas y ojos zahínos, Corina habla con las manos entrelazadas y destila talento: «En este país, en mi agenda de críticos de músicos, todo son hombres, por tanto los que deciden qué música se oye y qué no, son hombres”.

Despedimos a Corina que nos derrite con su fraseo donde apenas queda acento mejicano y supura dicción y honestidad. Terminamos hoy con la cara sembrada de lilas y violetas, el temblor de pensar que lo de hoy podría ser una catarsis, que nuestras hijas y que nuestros hijos vivan en una sociedad más justa e igualitaria.

Escucha todos los programas de ‘Pegando la Hebra’:

COMPÁRTENOS EN:
NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE UN COMENTARIO