CVRADIO ON-LINE

Pegando la Hebra (07/06/18)

Hoy en ‘Pegando la Hebra’

Esta primavera de agua y azul trae vientos de cambio. Con ministro de cultura valenciano, Pegando la Hebra comienza con una mesa de “feministras” y hebreras del cual solo soy humilde notario. María Vicenta, con la cartera de igualdad, recibe como una gallina clueca el retorno al hogar de sus amigas y colaboradoras del alma: Marina, Ángeles, Marta, María José a la Nikon y María Vicenta con la cartera de igualdad. Todas se han conjurado para recibir a una escritora que podría haber sido ministra, Rosario Raro.

Ella es pedagoga, filóloga, profesora de universidad y fundamentalmente creadora. —Tengo el 80% de mi obra inédita, pero creo que así debe de ser. Rosario saltó a la palestra mediática, de la mano de editorial Planeta, con «Volver a Canfranc», una obra que lleva camino de convertirse en película. —Ya veremos cuándo. Esperemos que no sea póstuma. La novela nace de mi curiosidad por ver quién es ese tipo que rechazó ser ministro”. Rosario habla con los ojos de melaza, flanqueado por su melena a lo Verónica Lake. Su cazadora vaquera oculta un collar de bronce, como sacado de una de sus ficciones literarias. Nos habla de su última novela «La huella de una carta». —Tenemos que huir de quedarnos con lo epidérmico, nos dice. Gracias, Rosario. Prendados nos dejas.

En AMANDA MÚSICA, recibimos de la mano del embajador de Pegando la Hebra en el rock valenciano, Vicente Martínez, a la Fussion Band y Eduardo de Eduardo, que presentan disco, «La otra tarde». Este grupo es un proyecto de amistad musical y de música fraternal. Lo forman un comando vintage de entrañables rockeros valencianos. Con canas o farmatint, estos cuatros jinetes cabalgan con sus instrumentos sobre una juventud eterna y la ilusión de tocar el próximo día 21 en el Ateneo Mercantil. —Allí empezó yo de botones. Ramón, el batería, es el más promiscuo en su trayectoria con distintas formaciones y el más simpático. Ramón ha acompañado a las Baccara, Pimpinella, Lola Flores o María Jesús, y fue uno de los legendarios 5 xics. Andrés Belmonte, el siete dedos, guitarra solista, ex Escorpions y banda oficial del creador de «Mi limón mi limonero», Henry Stephen. —Sus músicos iban siempre colocados y se quedó con nosotros. Con él estuvimos hasta que lo deportaron. El estudio se convierte en una fiesta preciosa… y una jaula de grillos. Vicente Cañas, bajista de breve trayectoria inicial, se dejó el bajo a los 22 y lo retomo ahora, 45 años después. —Yo no quería entrar en el grupo porque son muy mayores, pero esto es un sueño para mí. Vicente Martínez se dejó su amada guitarra por la artritis en sus dedos. Larga vida a Fussion Band.

En Pegando la Hebra abrimos una ventana a una milenial estrella del jazz que actúa esta noche en la Rambleta, Andrea Motis. María Vicenta la entrevista entre la admiración y el sentimiento de estar hablando ante un talento que, pese a su edad, ya ha grabado con Impulse Records, el sello neoyorkino el mismo sello para el que grabaron John Coltrane y Charles Mingus. —Yo no pagaría por oírme. Ya me tengo muy oída, para disfrutar prefiero otros. Andrea habla con la humildad de una niña llegada a un mundo de adultos, que es capaz de vender discos de jazz en Japón y Estados Unidos. Habla con devoción contenida de Joan Chamorro, su mentor y líder de la Sant Andreu Big Band y agradecida sus compañeros de banda, pero tiene su legítimo prurito de protagonista —Este es un proyecto mío pero ellos han sido fundamentales. Y en «Emotional Dance», su disco más personal, encontramos algunos estándares, una recreación de Perico Sambeat, «Matilda» y tres composiciones propias, una de ellas, tiene un título que es una confesión, una declaración de principios: «If you give them more than you can (“si les das más de lo que eres capaz de dar, vas a sentirte tan vacío que llorarás”). Andrea, crema catalana del jazz, joven diva.

Juan Mi Aguilera llega con su MICRO MEGAS, ciencia, humor y buenrollismo. Pero antes nos enteramos de otro de sus éxitos. Una ilustración suya de Frankenstein, para la exposición de Fernando Marías («Frankenstein resuturado») ha sido elegida por El Corte Inglés para hacer una pancarta gigante de la misma. Y para recibir a un astronauta como ministro, Juan Mi nos habló de los ascensores espaciales que se le ocurrieron a un ruso, Konstantin Tsiolkovsky., que lo inventó en 1910. Inspiró a grandes de la ciencia ficción. —Los nanotubos de grafeno podrían hacer posible que se construyera este ascensor espacial que iría desde la tierra a un satélite geoestacionario. Como sería el sexo sin gravedad. Solo habría un pequeño detalle, si se rompiera, originario una cadena de explosiones nucleares. Nada más que añadir.

Y en MONDO BERLANGA, Patricio Alvar González nos habló del doblaje y se animó la tertulia con los títulos que aportó Juan Mi, —«Centauros del Desierto», ¡Este tío era un poeta!. Patricio ensalzó a los grandes del doblaje, que incluso superaron a los originales, como Humphrey Bogart.

Y entre ministras y ministros, nuestro favorito eres tú, querido oyente.

Escucha todos los programas de ‘Pegando la Hebra’:

 

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE UN COMENTARIO